TANZI® Leaders Air Drill System

NOVEDADES

"La empresa apunta a un nivel de producción internacional

Tanzi se propone jugar a lo grande y lleva las intenciones al terreno de los hechos concretos.

En Arequito (Santa Fe), la ciudad donde fue fundada, construye en un predio de 9 hectáreas una nueva planta industrial de 15.000 m2, un campo experimental y un showroom.

La fábrica que se está desarrollando forma parte de un proyecto de internacionalización que incluye la generación de más tecnologías en sembradoras.

Ignacio Tanzi, Director de la empresa, describe en diálogo con MaquiNAC el alcance de los objetivos y analiza las últimas innovaciones en siembra. 

Crecer 

Está en marcha un ambicioso proyecto industrial. ¿El objetivo es alcanzar estándares globales de fabricación? 

- Sí, la empresa apunta a un nivel de producción internacional. Remontándonos en el tiempo, la fábrica fue empezada por mi abuelo en donde está mi casa, donde yo nací, en el centro del pueblo. Después, mi abuelo y mi padre mudaron la fábrica y fue el salto grande, en su momento. Y hoy, si bien las instalaciones están muy bien, ya tienen más de 30 años. 

¿Es necesario basar el proyecto de internacionalización en una planta industrial? 

- Para el proyecto que tenemos de salir con la marca a competir en el mundo, sabemos que necesitamos una planta industrial moderna. Para mejorar todos los procesos productivos y aumentar la eficiencia, tenemos que hacer una fábrica íntegramente nueva. 

Eficiencia 

Las empresas siempre hay tenido que afrontar, puertas afuera, el costo argentino. Pero puertas adentro ¿existen ineficiencias que se pueden resolver?

- Siempre hay mucho por mejorar. Cuando queremos salir a competir al mundo, tenemos que adoptar los mismos métodos de producción de las multinacionales. A veces, los métodos de producción no consisten sólo en una cuestión de escala. 

¿Es algo que va más allá de las dimensiones? 

- Si somos ineficientes produciendo en una fábrica chica y se quiere solucionar poniendo más gente, sólo lograremos tener una fábrica ineficiente y más grande. Apuntamos a una eficiencia que implique producir lo más posible, con las menores devoluciones cuando llega una pieza a la línea de montaje o ensamblado. También que cuando una máquina llega al cliente final, haya la menor cantidad de problemas o devoluciones. 

La tecnología industrial que hoy tiene Tanzi ¿va en línea con el proyecto?

- Hemos hecho muchas inversiones en maquinaria fabril en los últimos años. Por ejemplo, centros de mecanizado y corte láser. Esa tecnología está. Lo que nos faltaba era una planta industrial donde trazar un layout nuevo y con almacenes nuevos para tener una gestión diferente. 

Exportaciones 

¿Qué resultados está logrando la empresa en nuevos mercados externos, como España? 

- Los resultados son buenos. Es un desafío salir a exportar a Europa, porque si miramos las exportaciones argentinas de sembradoras, entre 80% y 85% va a países limítrofes. Bolivia es el país al que más exporta Argentina. Después tenemos Uruguay y Paraguay.

¿Y más allá de los países limítrofes?

- Cuando hablamos de Europa, el cliente quiere otra calidad. Hay que competir con las máquinas de Europa y con los precios de Europa. Una sembradora no es cara porque sea alemana. Ellos están con precios muy competitivos y con una calidad muy alta. Es un desafío, entonces, desarrollar los productos y tener una calidad similar a la de los equipos europeos e incluso aspiramos a que sea superior y con un precio acorde.

Tecnología

Los últimos lanzamientos de sembradoras de Tanzi ¿se hicieron mirando también hacia el exterior?

- Así es. El modelo Tigon lo desarrollamos pensando en Europa. Y después fuimos actualizando y adaptando los modelos que ya teníamos, a ciertos aspectos técnicos que requiere el mercado europeo.

¿Qué exigencias nuevas o de mayor peso van surgiendo en el mercado argentino?

- La sembradora que más tecnología lleva es la que hace maíz, si bien no es el cultivo más intensivo que tenemos en la Argentina. Mucha de esa tecnología después se transfiere a la soja. Esto ocurre porque los productores compran una máquina que les permita hacer los dos cultivos. Y los resultados se notan.

Cambios

¿En qué aspectos puede seguir evolucionando la tecnología Air Drill?

- En la tecnología Air Drill, el último cambio más relevante fue en 2003 cuando desarrollamos y patentamos el sistema de dosificación por Venturi para llenar los dosificadores monograno. Fue un sistema que después se adaptó en el mercado y permitió usar las máquinas de granos finos para transformar la sembradora Air Drill en una sembradora de granos gruesos.

¿Fue una innovación precursora para las máquinas que pueden implantar varios cultivos?

- Claro. Actualmente los clientes buscan mucho la versatilidad. Que una máquina pueda sembrar cualquier tipo de cultivo y que pueda aplicar hasta dos fertilizantes junto a la semilla. Hoy en día, me parece que el concepto de máquina Air Drill combinada es el que más busca el cliente. Después, también en sembradoras se mejoró mucho en transporte y en autonomía, por ejemplo con los carros tolva de gran capacidad.

Innovaciones

¿Y cómo fue la evolución más reciente de Tanzi?

- En la gama de Air Drill teníamos versiones que arrancaban en 10 metros hasta 14 metros. Después anexamos, en los últimos años, los modelos de 14 a 18 metros. Y nos faltaba la gama de sembradoras más chicas, de 7 a 10 metros. Ahí debe estar el volumen del 40% de las ventas de sembradoras en Argentina.

¿Qué modelos se sumaron en ese segmento?

- En 2019 lanzamos la Special 4 Air Drill que está justo en esos anchos. Y después presentamos la Tigon con sistema monodisco. Ahora tenemos una línea muy amplia, desde 7 hasta 19 metros de ancho de labor, con los dos sistemas de siembra.

Fuente: maquinac.com

RICEVETE LE NOSTRE NOTIZIE

Iscrivetevi per ricevere le ultime notizie sui prodotti Tanzi.