TANZI® Leaders Air Drill System

NOVEDADES

Nuestro director, Ignacio Tanzi, dentro de los 10 protagonistas del 2020

Tercera generación de una empresa familiar, durante 2020 completó la primera etapa en la construcción de una nueva planta productiva.

En el año 2004, Ignacio Tanzi tenía 19 años y había alcanzado el sueño que hoy desvela a muchos jóvenes. Era campeón argentino de motociclismo y recibió un llamado para correr en un equipo de Europa. No lo dudó: hizo las valijas y se fue a vivir a España. Luego de tres temporadas, el teléfono volvió a sonar, pero esta vez no era ningún empresario del mundo deportivo. Eran los recuerdos de su infancia, que le recordaron lo feliz que era jugando en la carpintería de la fábrica familiar, aquella que había fundado en 1964 su abuelo y que en ese entonces dirigían su padre y su tío. Volvió, pidió un lugar y de a poco fue escalando posiciones, hasta quedar a cargo de la compañía, rol que actualmente comparte con su hermana. Este año, en el que una pandemia alteró todos los planes económicos, la firma puso primera en la construcción de una nueva planta productiva, que se convertirá en una de las mayores de Argentina en el rubro maquinaria agrícola.

Desde su Arequito natal, Ignacio Tanzi (35) atiende el llamado de Punto biz y enciende la máquina de los recuerdos: "Camino en la fábrica desde que tengo uso de razón. En mi familia somos apasionados por la industria, especialmente la metalmecánica, así que para mi, por más que haya estado unos años en Europa, estar acá adentro es una continuidad de toda mi vida. Yo venía a jugar cuando era pibe".

Tanzi se define como una persona "extremadamente curiosa y muy autodidacta". Por su carrera deportiva, debió interrumpir sus estudios universitarios. Había salido del secundario con el titulo de técnico mecánico, pero quería transformarse en ingeniero industrial. Aunque sus planes se frustraron, asegura que el deporte le dio aquello que le faltaba: "Eso de darle dedicación, constancia e intentar superarme día a día vino de ahí", cuenta.

Cuando regresó al país en el año 2007, observó que la empresa, especializada en la fabricación de sembradoras, estaba aún herida de la crisis del 2001. A medida que fue tomando responsabilidades, se encargó de ir librando batallas para superar esas dificultades, apostando a la tecnificación de procesos y el desarrollo de productos innovadores. Resultado directo de ello fue la tecnología Air Drill, de la que Tanzi se jacta de ser pionero en el mercado.

"Fuimos trabajando fuerte en las diferentes patas que para mi hacen falta en las empresas. No solo la innovación en las cuestiones técnicas, sino también en la veta comercial, saliendo a vender en el país pero buscando activamente plazas alrededor del mundo", reflexiona, para luego enumerar los destinos de sus exportaciones: Uruguay, Paraguay, España, Rusia, Ucrania, Kazajistán y Bulgaria. En este último, la compañía logró convertirse, en 2017, en la primera en hacer pie: ese mercado, según la cámara de los fabricantes de maquinaria agrícola se presenta como muy atractivo para el sector, dado que su producción de trigo (su principal cultivo) viene en fuerte ascenso.

La piedra fundacional

En esa visión de superarse en forma constante, hace un tiempo que Ignacio y su hermana (Letizia, contadora) tienen fijo el objetivo de involucrarse más directamente en la competencia por el mercado de sembradoras. Según evaluaron, un puntal de esa estrategia era la construcción de una nueva planta, que tuviera los más altos índices tecnológicos. Así, compraron un terreno de 9 hectáreas en las afueras del pueblo y planificaron una fábrica desde cero.

'"Si bien todos los procesos industriales y el equipamiento actual son modernos, queríamos tener una planta 100% nueva, con un layout nuevo, para fabricar con la calidad que lo hace cualquier multinacional", indica Tanzi, que este año logró poner primera en el ambicioso proyecto: en plena pandemia concluyó la fase inicial, consistente en 5.000 m2 destinados a pintura, línea de montaje y expedición. Esa superficie es la tercera parte de lo que tendrá la nave final, a lo que deben agregarse otros 3.000 m2 destinados a exposiciones y una amplia zona donde montarán un campo experimental.

El avance se dio en el marco de un período que tuvo en la maquinaria agrícola uno de los pocos sectores industriales con expectativas positivas, como efecto de la buena cosecha y las restricciones cambiarías de los productores para volcar los excedentes. "Vemos que los productores, al no poder por ejemplo hacerse de dólares, han realizado mucha inversión en fierros", había contado Tanzi a mediados de añoo, donde también afirmaba que "desde hace unos meses que ya tenemos toda la producción del año vendida. Todo lo que estamos tomando es para entregar recién a partir de marzo de 2021". 

Optimistas

Ignacio y su hermana son los representantes de la tercera generación de una familia que reconoce en el abuelo su germen inicial. Tal como lo afirman en uno de sus videos institucionales, la firma está cosechando "los frutos de una conducta que nos distingue", cuyos ideales principales fueran definidos por Don Mario: valor humano y superación constante. Cuando se lo consulta por la situación actual del país y la posibilidad que tuvo de emigrar a Europa, Ignacio Tanzi recoge los valores heredados y asevera que "nosotros nos despertamos pensando que mañana puede ser mejor, que la solución no tiene que ser irse del país y que no hay que quedarse de brazos cruzados".

La coyuntura le juega un guiño a su favor. Con un sector agrícola que sigue de parabienes, la maquinaria agrícola registró en el segundo trimestre una facturación de $28.935,1 M, que según el Indec representó un aumento de 105,8% contra igual período de 2019. En particular, el mercado de sembradoras tuvo el salto más importante, con una variación positiva de 168,9%. 'Nuestro país es potencia indiscutida en agronegocios. Al trabajar de forma directa con el campo, tenemos un potencial muy grande dentro del rubro. Más allá de los vaivenes que tiene nuestra economía, a los que estamos acostumbrados, es un país con futuro', reflexiona.

La planta que se construye en los límites de Arequito se convertirá en una de las mayores de Argentina en el rubro, en el que compite con verdaderos pesos pesados, como Crucianelli, Pla e incluso John Deere. "Dos décadas atrás, en Argentina había 60 fabricantes de sembradoras. Actualmente es la mitad, pero en realidad el 95% del mercado se distribuye entre 12 fábricas. De ellas, hay dos que tienen un volumen más significativo. Nosotros queremos jugar ahí y marcar una diferencia con el resto", acota el titular de Tanzi, que no le teme a las grandes ligas.

Fuente: Juan Chiummiento | Punto Biz 

RICEVETE LE NOSTRE NOTIZIE

Iscrivetevi per ricevere le ultime notizie sui prodotti Tanzi.